La Youtuber de La Liga de los Clanes: ¿Puede un videojuego cambiar el mundo? por Gorka Cabañas Serna

September 18, 2019

La Youtuber de La Liga de los Clanes: ¿Puede un videojuego cambiar el mundo? por Gorka Cabañas Serna

Titulo del libro: La Youtuber de La Liga de los Clanes: ¿Puede un videojuego cambiar el mundo?

Autor: Gorka Cabañas Serna

Fecha de lanzamiento: January 28, 2015

Número de páginas: 106 páginas

La Youtuber de La Liga de los Clanes: ¿Puede un videojuego cambiar el mundo? de Gorka Cabañas Serna está disponible para descargar en formato PDF y EPUB. Aquí puedes acceder a millones de libros. Todos los libros disponibles para leer en línea y descargar sin necesidad de pagar más.

La Liga de los Clanes es el videojuego que acapara el ocio interactivo de más de 400 millones de personas. Leiva no solo es el mejor jugador de la corta historia del juego, ha ganado siete Ligas y eso le llevó a fichar por Tryon, la exitosa startup desarrolladora del videojuego pretendida por Google; pero su suicido unas semanas antes del lanzamiento de la nueva actualización del videojuego pondrá en jaque a la Interpol. SaraV es youtuber especializada en videojuegos, tiene ocho millones de suscriptores en Youtube y factura más de un millón de euros anuales. La muerte del que fue algo más que su jugador fetiche supondrá un giro de 180 grados en su vida y se verá envuelta en una red de espionaje, sexo y violencia donde nada ni nadie es lo que aparenta ser. La saga continúa con La Liga de los Clanes.

Más de 5.000 reservas anticipadas en la web oficial de la saga, en un libro que no deja indiferente al lector. La Youtuber de La Liga de los Clanes reflexiona sobre cómo será en la próxima década el ocio, la tecnología, el lifestyle de los jóvenes y los negocios digitales en manos de grandes compañías como Google, Amazon , Sony o Microsoft.

Una novela ágil y con garra que engancha al lector planteándole dudas sobre cómo la tecnología acaparará todos los ámbitos de nuestra vida hasta el punto de estar todos controlados por unos pocos. ¿Puede un videojuego cambiar el mundo?